Arcoiris waldorf, de madera ecológica, pintado con pintura no tóxica. Es un juguete poco estructurado, que permite que el niño vuele con su imaginación y su creatividad. 

No sólo esta pensada para encajar los arcos unos encima de otros, también para jugar con las sensaciones de profundidad, con las dimensiones y construir con ellos, las posibilidades son infinitas.

En sus construcciones favorece el juego simbólico, ya que para el niño los arcos según sus posiciones serán puentes, casitas, hamacas, tazas...

Permiten la coordinación ojo-mano, ya que para hacer las construcciones o los encajes el niño la tiene que poner en marcha, así como su motricidad  fina.

El hecho de que sea de colores y tamaño, va a permitir poder trabajar el nombramiento de los colores, y el lenguaje, así como la concepción espacial y comparativa de objetos por tamaños (grande-mediano-pequeño) y observación de simetrías (al colocaría los arcos encima de una espejo).

El un juguete con un sinfín de posibilidades que se puede utilizar desde los 12 meses y que va evolucionando al mismo ritmo que evoluciona el desarrollo del bebé adquiriendo nuevos usos.

Detalles importantes: 6 piezas,  28 cm de diametro x 13 cm de altura x 7,5 cm de espesor

Arcoiris Waldorf 6 piezas Pastel
$980,00
Cantidad
Arcoiris Waldorf 6 piezas Pastel $980,00

Arcoiris waldorf, de madera ecológica, pintado con pintura no tóxica. Es un juguete poco estructurado, que permite que el niño vuele con su imaginación y su creatividad. 

No sólo esta pensada para encajar los arcos unos encima de otros, también para jugar con las sensaciones de profundidad, con las dimensiones y construir con ellos, las posibilidades son infinitas.

En sus construcciones favorece el juego simbólico, ya que para el niño los arcos según sus posiciones serán puentes, casitas, hamacas, tazas...

Permiten la coordinación ojo-mano, ya que para hacer las construcciones o los encajes el niño la tiene que poner en marcha, así como su motricidad  fina.

El hecho de que sea de colores y tamaño, va a permitir poder trabajar el nombramiento de los colores, y el lenguaje, así como la concepción espacial y comparativa de objetos por tamaños (grande-mediano-pequeño) y observación de simetrías (al colocaría los arcos encima de una espejo).

El un juguete con un sinfín de posibilidades que se puede utilizar desde los 12 meses y que va evolucionando al mismo ritmo que evoluciona el desarrollo del bebé adquiriendo nuevos usos.

Detalles importantes: 6 piezas,  28 cm de diametro x 13 cm de altura x 7,5 cm de espesor